El primer día de todos los primeros

-¡Cómo están mis pioneros hoy!
– ¡Bieeen!

Fue lo primero que escuché este 6 de septiembre.
Fue lo primero que escuché aquel primer día de clases hace casi veinte años.

Era la voz de mi directora, como aún le digo, aunque ya no estudie allí. Era la misma escuela, tal vez más embellecida. Eran otros los niños que respondían, pero eran las mismas expectativas.

Recordé entonces aquel mágico día en el que me vestí de rojo y blanco, aún sin pañoleta y me sentí grande. Lucía zapatos nuevos, llevaba una pequeña mochila a la espalda y un montón de deseos y dudas en la cabeza. Mientras mi mamá me peinaba, vigilé las manecillas del reloj cada instante para ser puntual, para bajar a tiempo los seis escalones que me permitirían conocer otro mundo, a partir de ese día.

Me sentía importante, nerviosa, feliz. Justo como se sentían hoy esos más de 300 estudiantes que iniciaban o continuaban sus estudios en la escuela primaria Frank Hidalgo Gato, casi una prolongación de mi casa. Justo como se sentía Carlos José, mi vecinito, a quien hubiera querido retratar al salir de su casa. Imagino su sonrisa de alegría y su andar apresurado, ansioso por llegar.

Es el día inolvidable. Se repite cada año al comenzar un nuevo ciclo escolar pero ese es el día que se rememora, el primero de todos los primeros.
Y sé que algún día, cámara en mano, desearé eternizar todas las miradas, sonrisas, muecas, ceños fruncidos, aplausos, suspiros y gestos que haga mi hijo(a) ese día aunque siempre me diga que no era necesario hacerlo, que la memoria nunca desecha los verdaderos momentos importantes.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a El primer día de todos los primeros

  1. Maite dijo:

    Hace poco le contaba alguien mi primer dia de escuela, cuando di una perreta soberana en la casa antes de salir por la pañoleta ROJA nada mas y nada menos, mi mama me explicaba y yo no entendía, bueno seamos sinceros yo no queria entender, por qué si mi saya era roja y mis enormes lazos en al cabeza también lo eran, no tenía yo una bella pañoleta roja…ahora vuelvo hacia atras y creo que hubiese dado la misma perreta jajaja, la gente no cambia….

  2. Noel dijo:

    Me gusta mucho, de verdad creo que escogistes la carrera correcta,cuidate, espero t salga todo bien…saludos Noel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s