En nombre del amor

Una flor, una postal, una carta, una caja de chocolates…

Un abrazo, un beso, una mirada, un orgasmo…

Todos son ofrendas de amor que se dan en este día, 14 de febrero, cuando medio mundo celebra el Día de los Enamorados, del amor y de la amistad.

Un día feliz para regalar alegría, para reafirmar sentimientos, para pedir perdón, para agradecer, para compartir, para festejar…Sin embargo, por qué lo hacemos ese día? Amén de que los demás días del año también pueden servir para eso, qué tiene de especial el decimocuarto día del segundo mes del año?Los orígenes de la fecha se remontan al siglo III en Roma, cuando se perseguía el cristianismo y entre tantas prohibiciones se condenaba el matrimonio entre los soldados bajo el precepto de que los hombres solteros rendían más en el campo de batalla que los hombres casados po carecer de lazos emocionalmente fuertes.  Por suerte, existía un sacerdote cristiano que decidió rebelarse a esas injusticias y ofició muchas bodas a escondidas y bajo los ojos de Dios: San Valentín.

La fama del noble Valentín se esparce por toda la ciudad, por lo que el emperador Claudio II quiso conocerle.  El sacerdote aprovecha aquella visita para hacer propaganda de la religión cristiana y aunque en un principio Claudio II se sintió atraído por aquella religión que los mismos romanos perseguían, los soldados y el propio Gobernador de Roma le obligaron a desistir y organizaron una campaña en contra de Valentín, contando con su apoyo.

La misión de condenar al sacerdote la tuvo que llevar acabo el lugarteniente, Asterius, quien a modo de burla quiso  ponerlo a prueba y le pidió qu ele devolviera la vista a una de sus hijas que era ciega de nacimiento. El sacerdote aceptó y en nombre del Señor obró el milagro. El lugarteniente y toda su familia se convirtieron al cristianismo pero no pudieron librar a Valentín de su pena.

Mientras estuvo encerrado, su carcelero le pidió que diera clases a su hija Julia. tantas horas de roce hicieron que  Valentín se enamorara de la muchacha. La víspera de su ejecución, le envió una nota de despedida  en la que firmó con las palabras “de tu Valentín”, de ahí el origen de las cartas de amor y poemas que se envían los enamorados en la actualidad.
Fue ejecutado un 14 de febrero.

La historia de San Valentín hubiera quedado ahí si no fuera porque dos siglos más tarde la Iglesia católica la recuperó y canonizó al sacerdote. Su  cuerpo  se conserva actualmente en la Basílica de su mismo nombre que está situada en la ciudad italiana de Terni.

Cada 14 de febrero se celebra en este templo un acto de compromiso por parte de diferentes parejas que quieren unirse en matrimonio al año siguiente.

Sea como fuese, San Valentín se ha convertido en el patrón de todos los enamorados y en su nombre se celebra el amor.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s