Lo más importante debe dejarse oculto o en todo caso sugerirse, nunca decirse. Tal como sucede con el iceberg, del que solo podemos ver 1/8 de su volumen porque el resto está debajo del agua…

Esta es la esencia de la Teoría del Iceberg, enunciada por Hemingway al referirse a las maneras en las  que se puede escribir una historia, es decir, a las técnicas a las que el escritor puede acudir para hacerlo.

Hoy mi corazón-y posiblemente no solo el mío-está tan frío y duro como un iceberg-por razones ajenas a este post- y prefiere ocultar si no sus 8/8 al menos una parte de él, claro, lo más importante.


Anuncios
Esta entrada fue publicada en General y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s