Ponerse la ropa interior al revés en las últimas horas del año y ya en el nuevo año llevarla al derecho para “garantizar” un closet repleto…Tomarse el último trago del año con un anillo en el vaso en pos de estabilidad y progreso…Encender velas de distintos colores…Limpiar hasta el último rincón de las casas y lanzar un cubo de agua para “salir de lo malo”…Colocar unas maletas detrás de la puerta y darle la vuelta la manzana llevándolas en las manos….Todo eso y mucho más son los consejos que van de boca en boca para despedir el viejo año y darle la bienvenida al nuevo.

Las tradiciones son muchas, aquí y en otros lados, pero el fin es el mismo: Salud, prosperidad, dinero y amor son los deseos de todos y se persiguen cualquiera de estas “supersticiones” para obtenerlo, pero cuántas veces nos preguntamos en realidad qué podemos garantizar nosotros mismos para el nuevo año? Hacia cuánto de lo que anhelamos nos dirigimos desde los primeros minutos del año?

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s